Atrás Inicio Contáctenos
¿Quiénes somos?
¿Qué ofrecemos?
Artículos
Actividades
Recomendados
Contáctenos
 
La mujer después de los cincuenta

Concepción del tiempo y de la muerte

 

Al rededor de los cincuenta años, la mujer atraviesa una crisis existencial que va mucho más allá del evento biológico llamado menopausia. Por eso hablamos de climaterio, de mediana edad, o de crisis de la mitad de la vida, y no de menopausia, ya que este término se refiere específicamente al cese de la menstruación, a la última menstruación.
Nosotros nos referimos a un periodo evolutivo, amplio, que abarca más o menos entre los 45 y 60 años, y que conlleva cambios tanto a nivel físico, como social y psicológico.

Cuando hablamos de "crisis" no utilizamos el termino en un sentido peyorativo sino como un cambio que puede significar tanto peligro (por las perdidas que implica todo cambio, por la posibilidad de estancamiento), como posibilidad (por todo lo que se puede ganar).
Cambio significa, literalmente: "Tomar o hacer tomar en vez de lo que se tiene, algo que lo sustituya".

Los cambios que se viven en este período evolutivo, son muchos y a todos los niveles. A nivel psicológico hay un punto clave para un desarrollo saludable en la mediana edad. El cambio en la concepción del tiempo y de la muerte.


Concepción del tiempo y la muerte.

Hay un momento de la vida, que suele ser en esta etapa, en que cada persona, bruscamente, toma conciencia de su propia finitud, es decir de la real posibilidad de su muerte.
Freud decía que en el inconsciente, todos estamos convencidos de que somos inmortales. Quizás sea así, lo cierto es que en nuestra juventud, aunque sabemos que la muerte va a llegar, lo vemos como algo muy lejano a nosotros, como algo que le sucede a otros. Durante el climaterio se empieza a asumir la muerte como una posibilidad más real y más cercana en el tiempo. Esto cambia en gran medida la percepción de la vida y sobre todo del tiempo.
La nueva concepción del tiempo implica vivir más centrado en el aquí y ahora y menos en el futuro, en disfrutar las pequeñas cosas, en tratar de cumplir los sueños pendientes y asumir que hay cosas que ya no se podrán realizar, proyectos que ya no se podrán llevar a cabo. Vivir las cosas más profundamente aunque parezcan intrascendentes.

El tiempo adulto es un tiempo limitado, que permite comprender que muchas cosas aun son posibles, pero que otras ya no. Consiste en una aceptación profunda de la finitud del tiempo y del cuerpo, y por lo tanto de la vida.
Aceptar esa realidad para optimizar, y disfrutar la otra mitad de la vida, y no para "llorar" por la juventud perdida, eso es lo importante.

Hay quienes quedan estancados en tratar de hacer perdurar la juventud, viviendo como si nada cambiara. No aceptan los cambios físicos (se someten a una cirugía tras otra o se visten como adolescentes) y lo que es fundamental, no crean una nueva identidad, lo cual es absolutamente necesario para poder adaptarse al momento vital que se empieza a vivir.

Dichas personas son quienes estarán más propensos a sufrir depresión u otros trastornos psicológicos por las continuas frustraciones y los bruscos choques con la realidad a la que ellos mismos se someten. Por eso, lo más importante es aceptar el cambio, aceptar las perdidas que implica este cambio evolutivo, y aprender a vivir bajo otras condiciones: con un tiempo limitado, con un cuerpo quizás no tan bello, quizás no tan saludable y dándole a la vida una dimensión mas espiritual y profunda.

La primera mitad de la vida implica estar siempre "mirando para afuera", corriendo atrás de conseguir un trabajo, una casa, un compañero, hijos, etc., metas y más metas. En el climaterio es el momento de volver a mirar hacia el interior, hacer una introspección, aceptarse a uno mismo definitivamente, tratar de cumplir los sueños postergados y dedicarse a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.


Lic. Ps. Soledad Baccino

s.baccino@clinicapsinco.com.uy

Inicio|¿Quiénes somos?|¿Qué ofrecemos?| Artículos|Actividades|Recomendados|Realice su consulta
Av. Gral. Rivera 2711 | 601 - Montevideo - Uruguay - info@clinicapsinco.com.uy - Tel. (5982) 707 6372